Blog

Declaración de la renta y gestorías: mezcla perfecta

Declaración de la renta y gestorias

Llega el momento de rendir cuentas al fisco. Hay que regularizar todas las cantidades recibidas, los incrementos o las pérdidas de patrimonio, las becas… Un sinfín de datos que se reflejarán en la declaración de la renta. Ante la dificultad de añadir cifras y entender la Renta , muchas personas recurren a gestorías. ¿Sabes qué características deben reunir? Sigue leyendo para conocer más detalles.

Las características más destacadas que debe tener una gestoría para la declaración del modelo 100

Sí, necesitas a un gestor para que puedas presentar, de manera fiel y correcta, tu modelo 100 ante la Agencia Tributaria. Y es que, informar de nuestras ganancias o pérdidas al fisco no debe suponernos un dolor de cabeza. Para que puedas confiar en una gestoría conoce, a continuación, las características más destacadas que debe reunir.

1. Experta

Una gestoría debe ser experta en presentar declaraciones de la renta. Se trata de una tarea compleja que no solo requiere experiencia, sino también conocer todos los entresijos sobre cómo funciona, año tras año, el modelo 100. Por lo tanto, debes confiar en una compañía que cuente con profesionales que sean expertos, sobre todo, en realizar declaraciones de patrimonio o renta.

2. Informada

La información es poder. Quien tiene información puede optimizar al máximo la declaración. Como es lógico, este es el caso de los gestores, quienes conocen todas las novedades fiscales o tributarias que afectan al patrimonio de las personas. Los cambios legislativos en la materia son continuos, por lo que podrás disfrutar de deducciones que desconocías o de si han existido cambios en los límites, entre otros aspectos.

3. Cercana y cómoda

Estarás pensando que, además de profesional, una gestoría debe ser cercana a sus clientes. Esto es importantísimo, puesto que además de ganarse la confianza de cada una de las personas interesadas en regularizar su situación ante Hacienda, un trato cercano es un punto a favor en la comunicación entre ambas partes. Cualquier duda que tengas podrás transmitirla, al igual que si surge algún problema el gestor contactará contigo sin problema para solventar cualquier imprevisto.

Además, debe ser cómoda, puesto que puede hacer todo el trabajo por ti. Olvida los desplazamientos a las oficinas de la AEAT, las colas, los requerimientos de información…

4. Cauta

Y no es una característica cualquiera. Las gestorías, pese a la rapidez y el amplio conocimiento que tienen sobre el modelo 100, deben ser cautas. Así, la declaración se revisará y presentará sin problemas. A Hacienda le da igual quién haya presentado el documento final, por lo que si observa algún error no tendrá reparos en interponer sanciones o requerir documentación extra. Para evitar cualquier tipo de error, la cautela es la principal compañera de un profesional gestor.

5. Rápida

Puedes concertar una cita con el gestor y comentarle toda tu situación patrimonial que, de igual forma, tendrás la declaración presentada lo antes posible. Si te sale a compensar, mejor para ti, puesto que recibirás el capital cuanto antes.

6. Imparciales

Los profesionales gestores siempre destacan por contar con argumentos u opiniones imparciales. Si algo no está bien declarado o bien realizado, una gestoría te lo hará saber sin rodeos. Su intención será no solo la de optimizar tu declaración de la renta siguiendo tus necesidades o exigencias, sino decirte la verdad sobre tu situación patrimonial. Además, siguiendo la ley en todo momento.

Si necesitas a profesionales gestores que te ayuden con la presentación de tu modelo 100, recuerda encontrar una gestoría que no solo se adapte a ti o tu negocio, sobre todo si eres autónomo, sino que además cumpla todas estas características mencionadas.