Blog

Gestorías y las declaraciones de la renta de los autónomos, factores a vigilar

Gestorías y las declaraciones de la renta de los autónomos

Llega el momento de rendir cuentas al fisco. Durante todo el segundo trimestre, los trabajadores por cuenta propia deben presentar, obligatoriamente, la declaración de la renta. Muchos de ellos recurren a profesionales especializados para no perder tiempo y cumplimentar el documento a la perfección. Las gestorías y declaraciones de la renta son una combinación estupenda. Pero ¿qué deben vigilar los gestores a la hora de presentar la declaración? Sigue leyendo para conocer más detalles.

Los factores que deben vigilar los gestores a la hora de realizar la declaración de la renta

No importa si es la primera vez que el autónomo realiza la declaración o si lleva años de actividad. Siempre hay que tener en cuenta una serie de aspectos para que el documento sea presentado bien y evitar fallos que pudieran despertar las dudas de la Agencia Tributaria. ¿Cuáles son estos aspectos? Se detallan, a continuación.

1. Régimen al que esté acogido el autónomo

Dependiendo del régimen del impuesto al que estés acogido como trabajador por cuenta propia, los gestores tendrán que comunicar al fisco los gastos e ingresos de la actividad.

Puede ser el régimen de estimación directa, en el apartado D1; el de estimación objetiva, en el D2; o el de estimación objetiva de actividades agrícolas, ganaderas y forestales del apartado D3.

2. Conocer la situación laboral y los ingresos exactos del contribuyente

En muchos casos, los autónomos realizan trabajos por cuenta ajena. En estos casos, la suma de las cantidades quedará alterada y se tendrán que declarar en el documento (si no vienen en el borrador). Además, pueden existir otros ingresos derivados de cuentas corrientes, dividendos, alquileres, ganancias patrimoniales…

3. Deducciones por comunidad autónoma

Según la comunidad autónoma de residencia del trabajador, pueden existir importantes diferencias tanto en los tramos del IRPF como en las deducciones. Los gestores vigilarán tu lugar de residencia para aplicar las mejores deducciones, que podrían ayudarte a aligerar el pago de los impuestos como autónomo.

4. Inclusión del NIF de la contraparte

Una novedad reciente (desde el 2020) es la inclusión del NIF de la contraparte de todo tipo de operaciones en los libros de ingresos y ventas y, también, en los de compras y gastos en lo que respecta al IRPF. Los gestores, que llevan ya un tiempo adaptándose a este nuevo requisito, tendrán en cuenta esta inclusión con la documentación aportada. Eso sí, quedan exentos los negocios que no tengan operaciones superiores a los 6000 euros.

5. Gastos deducibles

Los trabajadores por cuenta propia pueden deducirse diferentes gastos para aligerar su carga fiscal. No solo las cuotas mensuales a la Seguridad Social, sino todos los gastos en los que hayan incurrido y que estén relacionados con su actividad (la gasolina de la furgoneta del negocio, la luz del local, los folios de la oficina…).

6. Cuidado con las ayudas y los ceses de actividad

Hacienda, especialmente en el 2021, está poniendo la lupa en todas las ayudas o prestaciones relacionadas con el cese de la actividad de los autónomos. Deberán quedar reflejadas como rendimientos de la actividad económica. Eso sí, si tienes empleados a cargo y en situación de ERTE, estos no deben reflejarse.

7. Los plazos de presentación

Los gestores tendrán en cuenta los plazos para presentar la declaración. En el caso de que presenten tarde el documento, la AEAT puede interponer intereses y recargos que oscilan entre el 5 y el 20 %.

Estos son los siete factores que vigilarán tus gestores a la hora de presentar la declaración de la renta. Recuerda que existen apps para autónomos que te pueden ayudar día a día a organizarte y que, además, podrán agilizar todos los trámites en Hacienda.