Blog

Cómo ajustar nuestras cuentas si somos autónomos de cara al este último trimestre del 2021

cómo ajustar nuestras cuentas si somos autónomos de cara al este último trimestre del 2021

Ajustar cuentas siendo autónomos suena a título de película de terror y es en lo que se puede convertir a menos que sepas qué es lo que tienes que hacer para que no sea así. Te contamos cómo ajustar esas cuentas para que todo cuadre y no te lleves un susto. En esto del fisco poca broma.

Atento al final del ejercicio y el cierre de cuentas para autónomos

Como cada año, el último trimestre es el cierre del ejercicio anual. La última cita con las cuentas y una gran oportunidad para asegurarte de que estas cuadran. Para ello tienes que asegurarte de dos cuestiones principalmente:

Revisar que no hayas cometido errores en las cuentas. Para ello, tendrás que repasar que la contabilidad está perfectamente cuadrada. En este sentido, debes saber que un pequeño error tiene grandes consecuencias y que puedes evitar que los errores se repitan haciendo uso de un software de gestión para gestorías.

– Reducir el pago de impuestos, una vez sepas el total de los beneficios. Todo ello conforme a ley, por supuesto.

Cómo ajustar esas cuentas y no caer en el error

Además de comprobar esa contabilidad y poner el foco en los impuestos a pagar según los beneficios, es importante conocer ciertos aspectos que tienen que ver con ese cierre:

1. Atento a los ingresos que no has incluido

Además de los ingresos provenientes por las ventas o los servicios, existen otro tipo de cantidades que se cuentan como ingresos. Si tienes productos financieros derivados de tu negocio que están rentando, por ejemplo, son ingresos que tienes que declarar.

Lo mismo que en el caso de que cuentes con subvenciones o con la valoración de las materias primas que tengas en stock. Si tienes más materias primas que al cierre del año anterior, tendrás que declarar esa diferencia, según establece el propio régimen fiscal de los autónomos.

2. Si no has cobrado alguna factura, atento al Real Decreto

A diferencia del pasado, ahora si tienes una factura no cobrada con un vencimiento superior a tres meses podrás deducir. La disminución del plazo ha bajado de 6 a 3 por la situación extraordinaria a raíz de la Covid-19. Un ejemplo de la importancia que tiene estar al día en esto de la fiscalidad.

3. Revisa los gastos

Como pasa con los ingresos, puede que se te haya olvidado incluir alguna que otra cantidad. Siento autónomos, estos olvidos no son permisibles y menos al final del año. Una buena manera de que todo cuadre es comparando los extractos del banco con tu libro de cuentas o con la ayuda de una aplicación para autónomos, estas son las mejores maneras de repasar olvidos.

4. Ojo con el IVA deducible

Ya sabes que hay cantidades de IVA que se pierden: el IVA deducible. Para resumir esta cuestión, debes tener en cuenta este IVA y sus porcentajes. Te ahorrará algún que otro descuadre, como el que supone incluir el IVA de facturas no cobradas. Es un caso de IVA ingresado pero no recuperable.

También te puede interesar: Permiso de maternidad siendo autónomo: pasos a seguir

5. Especial atención a los gastos no deducibles

Al igual que sucede con otros conceptos, existen gastos que no te vas a poder deducir como pueden ser los que corresponden a desembolsos que no tienen que ver con tu actividad. Es muy importante a la hora de cuadrar tus cuentas, en cualquier caso, que tengas claras tus ventajas fiscales y tus obligaciones. Tendrás que poner atención para pagar menos a los gastos que sí son deducibles.

Llevar las cuentas siendo autónomo es una tarea más. Un asunto que por un simple despiste o desconocimiento te puede acarrear importantes consecuencias. Por todo esto y como conclusión, no solo debes conocer tu trabajo, sino cómo ajustar esas cuentas para pagar menos.