Blog

Características de una buena gestoría para autónomos

Caracteristicas de una buena gestoria para autonomos

Sabemos que emprender puede llegar a ser complicado y es probable que nadie te haya advertido de todo el proceso burocrático que necesitas antes de poder facturar. Conocer las características de una buena gestoría para autónomos es esencial para ahorrar tiempo y dolores de cabeza.

Cualidades del capital humano de una gestoría

Las gestorías para autónomos las conforman personas que deben de reunir una serie de cualidades que se adecúen a nuestras necesidades. Como autónomos, buscaremos agilidad y sencillez, pero todo ello pasa por un conjunto de profesionales afables y predispuestos que respondan a lo siguiente:

Un equipo experimentado

Cuando contratamos una gestoría damos por supuesto que tienen la formación necesaria para atender nuestros problemas, pero la experiencia también es importante.

Poco o nada se parece nuestra legislación actual frente a la que teníamos hace diez años. Por eso, la experiencia puede traducirse en una mejor toma de decisiones que favorezcan al autónomo.

Necesitas cercanía

Una buena atención al cliente es un factor muy positivo en una gestoría. Queremos que nos den soluciones a nuestros problemas lo antes posible y con la mayor eficiencia. Eso solo será posible con un equipo que te conozca y sepa lo que haces al 100 %.

Apóyate en quien te contacte para decirte tanto las cosas positivas como las negativas. La comunicación es la clave de un negocio próspero y ocultar deficiencias no te va a ayudar en absoluto.

Amplitud de servicios

Son muchas las dificultades con las que se encuentra un autónomo desde su constitución en los registros hasta la presentación de sus impuestos. Contar con un equipo adecuado que resuelva este tipo de inquietudes es muy importante.

El control de tu contabilidad

cualidades de una gestoria para autonomos

El control de tu contabilidad recoge las facturas y gastos que puedas tener y comprende el primer aspecto que has de tener en cuenta para decidirte por una gestoría.

La gestión de las facturas emitidas puede llegar a ser un auténtico quebradero de cabeza. En este sentido es necesario contar con una buena capacidad organizativa.

La presentación de impuestos

No te lo vamos a negar: el sistema impositivo español no es sencillo. Un autónomo deberá presentar, como mínimo, el IVA y el IRPF de forma trimestral y al final de cada año fiscal.

Además, dependiendo de la naturaleza de tu actividad, puedes tener que hacer frente a otro tipo de declaraciones (con terceras personas, operaciones intracomunitarias…).

Externalizar la elaboración de los impuestos es una de las decisiones más inteligentes que podemos tomar cuando nos constituimos como autónomos.

Temas laborales y fiscales

Es necesario contar con información suficiente para facilitar nuestras decisiones. En este caso, es una gran característica de las gestorías para autónomos el asesoramiento en términos legales de nuestras decisiones.

En las gestorías te tienen en cuenta y te avisan de los cambios legislativos que te benefician para que ahorres dinero y tiempo.

En definitiva, es muy importante tener en cuenta las distintas características de una buena gestoría para autónomos con el fin de ahorrarnos problemas a lo largo de nuestra aventura empresarial.

Sabemos lo importante que es tu negocio para ti, por eso necesitas agilidad y sencillez. El tiempo es algo valioso cuando empezamos un negocio y disponer de él es sinónimo de mejores resultados.

Para ello, debes contar con una gestoría con un gran capital humano que pueda resolver con eficiencia los diferentes servicios de los que necesites disponer. Unificar todas las cualidades aquí descritas es sinónimo de éxito garantizado.