Blog

Impuestos de autónomos, cuáles son y de qué cuantía

impuestos de autonomos

La figura del autónomo vuelve a estar en entredicho en España después de que la ATA (Asociación de Trabajadores Autónomos) reclame al Gobierno una serie de ayudas por valor de 6000 millones de euros. Actualmente, con más de 3,2 millones de españoles inscritos en el RETA, repasamos cuáles son los impuestos de autónomos.

Impuesto de Valor Añadido

Si vives más de 183 días al año en España, esto te convierte en residente fiscal español, lo que significa que tendrás que pagar en España absolutamente todas las rentas que percibas a nivel mundial. El IVA, si eres autónomo, es uno de ellos.

El IVA es un impuesto indirecto que, como autónomo, gravará tus ventas o prestaciones de servicio en un 21 % y será abonado por quienes lo adquieren o lo reciben.

Es el comprador quien tiene la obligación de pagar el IVA al autónomo, pero es el autónomo quien tiene que mediar con la Agencia Tributaria para su abono cada trimestre. Estas cantidades son deducibles para generar un derecho de devolución en el IRPF.

Existen tres tipos de IVA en España:

  • IVA general: 21 % aplicado a bienes y servicios por defecto.
  • IVA reducido: se grava con un 10 % los bienes y servicios básicos (alimentos generales, cultura, higiene personal…)
  • IVA superreducido: los bienes de primera necesidad simplemente son gravados al 5 % (libros, medicamentos, salud…)

Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas (IRPF)

impuestos para autonomos IVA - IRPF

Este es uno de los impuestos más importantes de cualquier autónomo. En este caso, el autónomo tiene que liquidar el impuesto cada tres meses. En él recaerán todos los ingresos y gastos registrados y se abonará un 20 % sobre la diferencia.

Pero tranquilo. No significa que pagues un 20 % de todos tus beneficios. Se trata de un pago a cuenta: el IRPF es un impuesto subjetivo y, por lo tanto, la cantidad que tengas que pagar dependerá de tu situación personal. Es decir, estás adelantando a Hacienda un 20 % de tus beneficios durante cada trimestre.

Una vez al año, entre mayo y junio, presentamos nuestro IRPF anual donde constarán todos los adelantos y se aplicará el tipo que más se adecúe a nosotros. Si la Agencia Tributaria considera que hemos pagado más dinero del que nos correspondía durante el año nos devolverá dinero, de lo contrario, abonaremos la diferencia.

Otras obligaciones e impuestos de autónomos

Aunque no es un impuesto, los autónomos tendrán que abonar mensualmente la cuota correspondiente a la Seguridad Social con un importe mínimo de 281 € y un importe máximo de 1233 € (hasta junio del 2021).

Además, pueden estar obligados a presentar diferentes modelos como el modelo 349, donde se informa de todas las ventas y compras que se hayan realizado con proveedores o clientes de la Unión Europea.

En conclusión, la figura del autónomo tiene que soportar una elevada carga burocrática todos los años que puede resultar confusa cuando estás empezando. Puede que los impuestos de un autónomo no te parezcan muchos, pero la complejidad de los mismos sí lo es.

Obligatoriamente tendrás que presentar las declaraciones trimestrales de IVA e IRPF donde se te retendrá un 21 % (por regla general) de los bienes y servicios vendidos así como un adelanto de tus beneficios del 20 % respectivamente. Una vez al año se hace la declaración anual del IRPF donde, dependiendo de tu situación personal, se te devolverán parte o la totalidad de tus anticipos o pagarás la diferencia.

Independientemente de lo anterior, y dependiendo de tu actividad profesional, podrás estar obligado a pagar impuestos adicionales como autónomo o presentar modelos adicionales que informen a la Agencia Tributaria.